lunes, febrero 08, 2016

"Peludas en el cielo" en el teatro Baralt de Maracaibo

En Maracaibo será el estreno de un texto  premiado de Ott.
Será en el teatro Baralt de Maracaibo, hacia el próximo 14 de marzo, el estreno de la pieza Peludas en el cielo, de Gustavo Ott (Caracas, 1963) bajo la dirección de Carlos Arroyo y con la participación de Aura Rivas, Francis Rueda, Vanesa Vázquez y Luis Domingo González.
Peludas en el  cielo, que ganó el Premio Apacuana de Dramaturgia Nacional 2015, del Centro Nacional de Teatro, está centrada en las temáticas abordadas por César Rengifo a lo largo de su obra artística y es parte de la programación oficial  por el centenario del artista. Después de su temporada en la urbe maracucha, auspiciada por la Gobernación del Zulia,  participará en el V Festival de Teatro de Caracas, organizado por Fundarte, que habría sido cambiado para el mes de abril. También haría una temporada en el Celarg.
Este estreno del texto de Ott se suma al que se espera para el viernes 12 de febrero en el teatro San Martín de Caracas. Se trata de A un átomo de distancia, por supuesto también de Ott, dirigido por Rubén León y con las actuaciones de María Brito, David Villegas y Susana López. Es una especie de thriller ya que alude a la desaparición de  Alina, una niña de 6 años. Es una pieza sencilla donde se coquetea con los mundos paralelos y eso puede  crear una cierta confusión entre la audiencia, pero cuando lo atrape ansiará su desenlace. Esta obra también fue galardonada en un curso de España.  Es posible que el autor - uno de los criollos más representados hasta ahora en el exterior-venga a Venezuela para presencíar alguno de estos montajes, ya que trabaja actualmente en una universidad de Estados Unidos.

sábado, febrero 06, 2016

¿Quién secuestró a la niña Alina?

Gustavo Ott, caraqueño  de 53 años, convertido en afamado autor teatral
A un átomo de distancia, de Gustavo Ott, es el primer montaje de este afamado autor venezolano, residente ahora en Estados Unidos,  para abrir la temporada 2016, gracias a la producción  del Teatro General San Martín de Caracas (TSMC) y al profesional apoyo del versátil teatrero Rubén León, quien asumió la dirección del espectáculo hasta llevarlo a su estreno el próximo viernes12 de febrero, allá en la frontera con la comunidad de Artigas, en el suroeste caraqueño
 Inicialmente el montaje de esta pieza fue encomendado a Vladimir Vera porque el mismo dramaturgo se la ofreció y por tal razón comenzó los ensayos con Maria Brito,  David Villegas  y  su esposa  Fedora Freites, porque además era una coproducción con su grupo Teatro Forte. Pero el director renunció, también se retiró Fedora y la agrupación, paralizándose así los ensayos después de dos meses de estudio y ensayos.
Y lo que ha pasado lo explica así Rubén:
¿Es su primer montaje de un texto de Ott?
Si, aunque Ott ante me ofreció su texto El hombre más aburrido del  mundo, pero no pude aceptarlo por otros compromisos; también antes me solicitó el montaje de su pieza 80 dientes, 4 metros y 200 kilos, pero tampoco pude aceptarlo. Me toco ahora, en la tercera ocasión, fungir de emergente y ayudar a mis amigos  del TSMC. Llevamos casi cuatro semanas de ensayos y nos alistamos al montaje. Estoy muy satisfecho y creo que he resuelto la tarea encomendada. Es como mi regalo de cumpleaños porque precisamente estoy cumpliendo mi primer medio cupón, o sea 50 años.
 Comentó León que el espectáculo estará en cartelera durante unas siete semanas y hasta es posible que se le presente también en la programación del quinto Festival de Teatro de Caracas, el monumental evento que organiza  Fundarte, desde hace cuatro años la fundación cultural del Municipio Libertador.
¿Cómo ha sido su trabajo con el elenco?
  Muy sencillo, muy profesional, pues yo conozco a David y María, desde hace varios años, una pareja perfecta de actores, y ahora tenemos además la participación de Susana López, joven y talentosa actriz.
¿Cómo encuentra la pieza y cómo fue su trabajo?
Es una pieza sencilla donde se coquetea con los mundos paralelos y eso puede  crear una cierta confusión entre la audiencia, pero cuando lo atrape ansiará su desenlace, ya que se trata de la desaparición de una niña. Yo además de director del montaje y elenco, soy el escenógrafo. Se trata de un espectáculo que debe  durar unos 90 minutos reales, los  cuales corren en cinco actos y se desarrollan entre tres días de ficción teatral. Debo advertir que difícilmente podré ver el montaje con el público normal y corriente porque  la noche de su estreno debo viajar y no estaré en Caracas  durante un cierto tiempo.
LA NIÑA ALINA
 A un átomo de distancia  ganó el VIII Premio de Textos Teatrales FATEX 2012, de Mérida, España. Fue editada por el Gobierno de Extremadura, la Diputación de Cáceres, y FATEX, con prólogo de Miguel Murillo Gómez y presentada en el Teatro López de Ayala de Badajoz el 24 de Octubre del 2012.Gustavo Ott (Caracas,1963) recibió el VIII Premio, dotado con 4.000 euros (5.232 dólares). 
La obra ganadora plasma la historia de la desaparición de Alina, una niña de seis años, lo cual desencadena una trama policial envuelta en memorias simultáneas y mundos paralelos que, junto con el tema del abuso, el maltrato y el crimen, convierten a todos en sospechosos y en culpables. 
Para su autor, se trata de "una historia que finalmente habla sobre uno de los temas más inquietantes de la ciencia y la artes actuales: la naturaleza de la 'realidad', que ya no nos parece tan segura, ni estable, ni confiable como pensábamos".




El Caracazo llega al teatro de Caracas

Rodolfo Porras ganador del Premio de Dramaturgia César Rengifo 2016.
Rodolfo, uno de los cuatro hijos de la actriz Isabel Hungría y Luis Porras, ganó el  III Premio Nacional de Dramaturgia César Rengifo 2016 por su obra  La punta del iceberg; un concurso, organizado por la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte) de la Alcaldía del Municipio Libertador, la cual auspicia la publicación  y el montaje de dicho texto, además de entregar una suma en metálico para el escritor.
 La punta del iceberg  fue escogida entre 42 obras presentadas ante Fundarte,  todas relacionadas con el tema del petróleo en Venezuela. Esta  pieza es la historia de tres personajes durante El Caracazo —rebelión popular ocurrida el 27 de febrero de 1989 contra las medidas neoliberales del presidente Carlos Andrés Pérez—y hace parte de la producción dramatúrgica  de  Rodolfo Porras (58 años), escritor, director y productor, articulista, ensayista, guionista de cine y televisión; además licenciado en Letras  (UCV) y con estudios en el Instituto de Arte Dramático y la Escuela de Cine. Fue director general del Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (IAEM) del Ministerio del Poder Popular para la Cultura y coordinador de Teatro de la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello.
  La punta del iceberg, según Porras, hace parte de su discurso  dramatúrgico, el cual está íntimamente ligado con los problemas sociales venezolanos, como lo ha demostrado en sus obras  Cuarteto de amor para una historia de dos  y  La Celada, las cuales el mismo ha puesto en escena. También ha escrito: Luvina,  Tres en cárcel,  Acorde final,  La trastienda  e   Historia con calle, entre otras. 58 años) ha dicho que “La punta del iceberg”
 ¿Este es el primer premio que gana?
No, durante la temporada de 1998 mi pieza  Luvina ganó el Premio Municipal  de Teatro (Mención teatro Universitario), montaje que yo también dirigí.
-¿Por qué su obra se llama “La punta del iceberg”?
Mi pieza está inspirada en El Caracazo y sus tres personajes (dos hombres y una mujer) plasman una saga muy venezolana,  cuyo trasfondo es la explotación petrolera y muy especialmente la llamada cultura del petróleo. Son tres actos íntimamente ligados entre sí. Y creo que su título se refiere precisamente a lo que no vemos en escena, a lo que está por debajo, y por eso se llama  La punta del iceberg. Es una metáfora sobre el crudo y todo lo que eso ha significado para nosotros los venezolanos.
¿Qué pasará con esta obra?
El fin último de toda literatura dramática es ser representada  y por eso desde ahora debo comenzar a ensayarla, próximamente, con miras a mostrarla en el V Festival de Teatro de Caracas, que organiza Fundarte para  los  venideros meses de marzo y abril, o antes de finalizar el semestre. Esa es mi meta. Es además un homenaje a César Rengifo, porque a través de sus obras plásticas y teatrales  logró plasmar “una mirada humanista, comprometida con la vida, justicia y verdad”, como dijo recientemente el alcalde Jorge Rodriguez.   
¿Cuál es el estado del teatro venezolano?

Yo he viajado por todo el pais y conozco lo que se hace con el teatro. Es una disciplina artística muy joven, pese a que comenzó a finales del siglo XVII. Creo que el verdadero teatro venezolano se inicia  a mediados del siglo XX, con autores como César Rengifo y con la presencia de maestros como José Gómez Obregón, Juana Sujo  y Horacio Peterson, entre otros. Nuestro teatro tuvo un agudo declive a finales del siglo XX, pero es durante las dos primeras  décadas del siglo XXI  que ha tenido un resurgimiento, por las políticas oficiales y porque además Fundarte ha rescatado los festivales de teatro y puso en marcha el rescate  de no menos de 25 salas para todo el municipio Libertador. Hay una fuerte presencia del teatro comercial, pero al lado hay una juventud  preparada y con deseos de hacer más y mejores espectáculos. Debo subrayar que los venezolanos tenemos una gran pasión por las artes teatrales y lo demuestran su asistencia en masa a los festivales, como ocurrió también durante la segunda mitad del siglo XX.

viernes, febrero 05, 2016

Dos icebergs teatrales en Caracas

Rodolfo Porras ahora mostrará su pieza teatral sobre la cultura del petróleo.
Un iceberg es una gran montaña de hielo que flota en los mares fríos, tras la ruptura de un glaciar. A primera vista aparenta  no ser grande y  esto es porque apenas un 10% de su volumen es visible en la superficie y el 90% está sumergido. Debido a las características de esa masa flotante, existe la frase “es solo la punta del iceberg”, lo cual significa que una situación o problema es solo una pequeña parte de lo que puede ocurrir. En psicología, existe la teoría del iceberg de Hemingway, la cual dice que “solo atendemos aquello que es visible a simple vista y lo demás pasa inadvertido”, tal como ocurre con un iceberg.
Hacemos esta introducción porque durante la temporada 2015 se presentó en el Trasnocho Cultural el espectáculo teatral La punta del iceberg del español Antonio Tabares, puesta en escena por Javier Vidal. Y este año, en el Teatro Nacional se verá la pieza La punta del iceberg, dirigida por  su autor Rodolfo Porras, ganador del III Premio Nacional de Dramaturgia César Rengifo 2016, consistente en un premio en metálico, el diploma respectivo, la publicación del texto y un aporte para su escenificación por parte de Fundarte, la fundación cultural de la Alcaldía del municipio Libertador.
La punta del iceberg  de Tabares alude a los enigmáticos suicidios de cuatro trabajadores  y  la respectiva investigación que apunta hacia sus agudos y peculiares problemas personales, agravados por estrés laboral y falta de apoyo profesional (psicólogos sociales y psiquiatras), quienes cayeron en agudas depresiones que los lanzaron a sus desenlaces, según una directora de la empresa española.
La obra del caraqueño Porras (1958) es la historia de dos hombres y una mujer  durante El Caracazo  (la rebelión popular del 27 de febrero de 1989. Son tres actos íntimamente ligados entre sí, pero cuyo trasfondo en la explotación petrolera y muy especialmente la llamada cultura del petróleo. Y su título se refiere precisamente a lo que no vemos en escena, a lo que está debajo. Es una metáfora sobre el crudo y todo lo bueno y lo malo que eso ha significado para los venezolanos. El espectáculo se podrá ver durante el primer semestre de este año.
Y por eso ahora dos dramaturgos coinciden  no solo en los títulos sino también en lo oculto que tienen esas obras para sus públicos y como lo descubren.


jueves, febrero 04, 2016

"Los amantes inconstantes" cierran Festival de Jóvenes Directores del Trasnocho Cultural

El joven autor  y director Fernando Azpúrua cierra el festival del Trasnocho Cultural.
Hace más o menos un cuarto de siglo, aquí en Caracas se armó un escándalo en al ámbito teatral. Nada menos que Carlos Giménez  se había atrevido a señalar que el arte escénico no iba bien y que por lo tanto tenían que cambiarlo, especialmente en el sector de la creación de los montajes, en la visualización en tres dimensiones de los textos dramáticos u cómicos. Comenzó entonces con unos talleres de dirección teatral destinados a capacitar a la nueva generación de puestistas. Pero aquel proyecto no avanzó porque su líder falleció y nadie más habló de tan  espinoso tema.
PRIMER ACTO
Es a finales  del año  2014 y durante los primeros meses del 2015 que el tema de la capacitación de una generación de nuevos directores saltó a la escena. Se organizó un  festival para darles la oportunidad a los jóvenes que quisieran debutar como directores de teatro, así como también lo había iniciado el legendario Carlos Giménez. El Trasnocho Cultural, fundación cultural privada que funciona en el Centro Comercial El Paseo, organizó y puso  en marcha  el  Festival de Nuevos Directores de Teatro Trasnocho. Buena intención para airear la cartelera venezolana y ayudar a subir la difícil cuesta de la profesionalización a las nuevas generaciones. 
 El festival arrancó a mediados de enero del 2015 y cerró  tras mostrar ocho espectáculos, dos meses después. Los dos mejores montajes, según un jurado, hicieron una temporada en la sala Espacio Alterno. Ese fue el premio, tras todo el prestigio y  la publicidad que suscitó tan novedoso evento.
De esos ocho montajes  destacamos la audacia inteligente de Jorge Souki al transformar la romántica  y amarga pieza de  Augusto Strindberg en una truculenta pasión de una pareja de  jóvenes de diferente origen sociocultural tratando de sobrevivir en una convulsa Caracas del siglo XXI. Su  Julia  contó con  casting  novedoso porque  el “utilizado” Juan es un joven motorizado que goza de la atrevida Julia pero al final la deja para continuar con su novia  Cristina, roles resueltos con solvencia por José Ramón Barreto, Vanessa Morr y María Fernanda Meléndez. Vamos a ver qué pasa con Souki y su  adiestrado y trabajador equipo.
También resaltamos  la respetuosa versión  y   dirección escénica que hizo Leonardo Van Schermbeek con   La Lección , de Eugenio Ionesco  quien sin alterar el texto  demuestra los errores de la metodología educativa aplicada a los jóvenes y el mortal final que les espera: asesinados por sus maestros. La metáfora escénica que propone Ionesco queda brutalmente plasmada en la escena, cuando el profesor se pone su brazalete  nazi y se dispone a recibir la cuadragésima primera alumna y futura víctima. Hay que destacar el excelente trabajo actoral de Héctor Castro, bien apuntalado por la impactante caracterización de Rebecca Perich (la alumna) y correctamente complementado por Dayhana Carmona como la sirvienta cómplice.
SEGUNDO ACTO
Fue tan positivo aquel experimento del Festival de Nuevos Directores  que la directiva del Trasnocho Cultural, puso en marcha la segunda edición de este evento, el cual comenzó el 15 de enero  y se prolonga hasta finales de este febrero. En esta oportunidad, un jurado, conformado por Héctor Manrique, Solveig Hoogesteijn, Pilar Arteaga, Douglas Palumbo y Eva Ivangy, evaluó a más de 30 obras que concursaron, quedando seis de ellas seleccionadas para esta primera etapa.Durante dichas presentaciones, las piezas serán evaluadas nuevamente por un jurado de premiación conformado por Xiomara Moreno, Orlando Arocha, María del Pilar Arteaga, Rossana Hernández, Douglas Palumbo y E.A. Moreno-Uribe. 
Posteriormente,  elegirán a dos ganadores. El primer lugar será parte de la programación oficial del Espacio Plural del Trasnocho Cultural en la temporada comprendida entre el viernes 4 hasta domingo 27 de marzo de 2016. La obra que logre el segundo lugar será presentada desde el viernes 11 de marzo hasta el domingo 3 de abril. Así este II Festival de Jóvenes Directores continúa siendo así una gran oportunidad para que noveles talentos se den a conocer en el Trasnocho Cultural, que ha dado puerta abierta a proyectos y profesionales del mundo de las artes escénicas. A esta nueva edición, se le suma como aliado el Centro Cultural Chacao, que presentará en una temporada especial las dos piezas ganadoras, entre abril y mayo de 2016.
LAS TRES ÚLTIMAS
 Cuando ya se han estrenado Como agua para chocolate, dirigida por Julián Izquierdo Ayala, La excepción y la regla, puesta en escena por Marie Eugenia Sequera y La escala humana, conducida por Pedro Borgo, este viernes  5 de febrero presentan  La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca, dirigida por Jonell Páez y producida por  Akán Tribu Teatral. Elenco (con sus respectivos personajes): Ernesto Campos (Segismundo); Layla Vargas (Clotaldo); Germán Manrique (Basilio); Marxlenin Cipriani (Rosaura); Anthony Castillo (Astolfo); Dayana Caro (Estrella) y Jeff Ortigoza (Criado/Soldado).Sinopsis.Es la gran obra del teatro barroco español. Un importante discurso filosófico se describe en ella, planteando la vida como un sueño y la oposición entre destino y libertad, que nos ofrece herramientas que son de gran importancia para entender la vida y la libertad como el bien más preciado para el hombre, que por estar privado de ella muta a un ser implacable y tirano que pierde control sobre su conciencia y deja que su instinto actúe en su lugar. Calderón de la Barca consigue que todos los personajes logren salir de la oscuridad de sus pensamientos y trasciendan a la luz haciéndonos ver cómo somos dueños de nuestro destino. Una obra que a través de una estructura dramática impecable nos sumerge en este mundo del que nadie puede salir ileso, lleno de magia y belleza.
 Para el viernes 12 se ha fijado el estreno de Gorditas, del venezolano Gustavo Ott, dirigida por Lissy García Teppa. Productores: Armando Andrés González y Valentina Ortiz. Elenco (con sus respectivos personajes): Angélica Siso (Martha Estrada); Martina (Norma Monasterios); Valentina (Gisela Rojas); Elvira (Omaira Abinadé). Sinopsis: La industria de la dieta gasta 33 mil millones de dólares anuales en publicidad. El 75 por ciento de las personas entre 26 y 45 años piensan en una sola cosa: que están gordas. Cuatro mujeres que sueñan con la eternidad se encuentran atrapadas dentro del mundo de la publicidad. Ahí empiezan un juego por el poder en dónde sus armas principales serán la amistad, la traición y la manipulación. Son cuatro mujeres abrumadas por una belleza comercial que ellas mismas venden. Cuatro mujeres obsesionadas con la inmortalidad. Cuatro mujeres que quieren ser y trascender. Con un texto divertido y contundente, Gustavo Ott nos adentra en el universo de la publicidad, el culto al cuerpo, la imagen, los negocios y la lucha por el poder, en dónde descubriremos lo que todos podemos ser capaces de hacer por trascender.
Y el último estreno del festival es para el 18 de febrero. Se trata de  Los amantes inconstantes, versión de Fernando Azpúrua sobre el original de Pierre de Marivaux, producida por Kharolyn Castellano. Elenco (con sus respectivos personajes): Oswaldo Maccio (Marcelo); Kevin Jorges (Fabian); Juan Bautista (Silvio); David Colmenares (Luciano); Saúl Mendoza (Príncipe) y Javier Figuera (Arlequín).Sinopsis: La obra nos sumerge en la historia de Silvio, quien es raptado por un príncipe para jurarle su amor, pero conseguirlo no le será tan fácil debido a que está profundamente enamorado de Alejandro. Es entonces cuando ciertos personajes del palacio deciden conspirar para hacer los deseos del príncipe realidad, demostrando como a través de sus inconstancias, todos se entregan a las pasiones y abandonan las más puras promesas de amor.


viernes, enero 29, 2016

Avanza festival de teatro emergente en Trasnocho Cultural

"La excepción y la regla" mostró otra vez a Bertold Brecht en Caracas.
A 15 días de haberse iniciado el Segundo Festival de Jóvenes  Directores Trasnocho, la mitad de la programación se ha realizado exitosamente. Ha contado con buena audiencia y quedan otros tres montajes para que finalice este histórico esfuerzo  del teatro independiente privado para estimular a las nuevas generaciones. En esta oportunidad, un jurado, conformado por Héctor Manrique, Solveig Hoogesteijn, Pilar Arteaga, Douglas Palumbo y Eva Ivangy, evaluó a más de 30 obras que concursaron, quedando seis de ellas seleccionadas para esta primera etapa, a saber:  Cómo agua para chocolate  (director  Julián Izquierdo); La excepción y la regla  (directora  María Eugenia Sequera ); La escala humana (director  Pedro Borgo); Los amantes inconstantes (director  Fernando Azpúrua); La vida es un sueño (director Jonell Páez) y  Gorditas (directora  Lissy García).
Cada una será presentada en seis funciones, ofreciendo así a los nuevos talentos una oportunidad para darse a conocer.  Durante dichas funciones, las piezas serán evaluadas nuevamente por un jurado de premiación conformado por Xiomara Moreno, Orlando Arocha, María del Pilar Arteaga, Rossana Hernández, Douglas Palumbo y E.A. Moreno-Uribe. Posteriormente   elegirán a   las dos ganadoras. El primer lugar será parte de la programación oficial del Espacio Plural del Trasnocho Cultural en la temporada comprendida entre el viernes 4 hasta domingo 27 de marzo de 2016; mientras que la obra que logre el segundo lugar será presentada desde el viernes 11 de marzo hasta el domingo 3 de abril.
Así este II Festival de Jóvenes Directores continúa siendo así una gran oportunidad para que noveles talentos se den a conocer en el Trasnocho Cultural, que ha dado puerta abierta a proyectos y profesionales del mundo de las artes escénicas. A esta nueva edición, se le suma como aliado el Centro Cultural Chacao, que presentará en una temporada especial las dos piezas ganadoras, entre abril y mayo de 2016.
LAS TRES PRIMERAS
A los montajes  Cómo agua para chocolate  (director  Julián Izquierdo),  La excepción y la regla  (directora  María Eugenia Sequera) y   La escala humana (director  Pedro Borgo) les correspondió abrir fuegos y suscitar ese valioso fenómeno que constituye la presencia del público joven en los espacios del Trasnocho Cultural, el cual es ocupado mayoritariamente por un público adulto y de la tercera edad que acude a las salas de cine y a las de teatro.
En  Como agua para chocolate, que inauguró esta muestra, hay que resaltar que hasta ahora es una producción  que impacta por la ambiciosa propuesta escenográfica (diseño de Taba Luis Ramírez, Alfredo Correia y Julián Izquierdo  Ayala, quien es el director general), además es de ser la primera vez que en Venezuela se ofrece una versión teatral de la película y la novela homónima  de Laura Esquivel, adelantada  muy felizmente por Izquierdo Ayala y Fernando Azpúrua. Una historia de amor con final rocambolesco que une en la eternidad a una pareja de amantes, en un México de principio de  siglo XX. Carla Muller y Citlalli Godoy, así como Vera Linares e Irene Casanova se roban los aplausos, porque precisamente es un espectáculo para el lucimiento del fino e impactante histrionismo femenino, acompañados  de Taba Luis  y Luis Ernesto Rodriguez.
Hace muchos años, cuando nos debatíamos entre ser periodistas o abogados, trabajamos en el montaje de la pieza  La excepción y la regla,  fantástica obra de Bertold Brecht destinada a demostrar cómo se da la explotación del hombre por el hombre  particularmente en las relaciones laborales y además haciendo énfasis en cómo la justicia favorece casi siempre al más poderoso, o sea la dueño del capital. Esa incursión en el teatro nos aventó hacia el periodismo de las artes y particularmente a la crítica teatral y la dramaturgia
Al cabo  de muchos años, y después de haber visto varios montajes de esta pieza de marras, hemos topado con una minimalista versión de tan impactante texto, logrado por María Eugenia Sequera Salazar, quien debuta así como directora. Lo más notable de su austera y sencilla producción es la entrega de los actores Daniel Henríquez, Jon González (el más destacado), David Peña, Andreina Mesa, Andrea Silva, Alexander Jiménez y Aronix Morales. Éste espectáculo nos recuerda  que el ser humano es peor que los lobos y que por eso no hay paz en el mundo, por ahora. A su vez nos hizo mirar por el retrovisor y reafirmarnos en que vamos bien, a pesar de los trompicones, por el camino de este largo viaje.
Y sobre La escala humana de los argentinos Javier Daulte, Rafael Spregelburd y Alejandro Tantanian, podemos reseñar que  la pieza alude al viejo oficio de matar seres humanos, tal como lo materializan, en ritmo de comedia, los actores  Martha Estrada,Juan Carlos Lira, Aitor Aguirre,Valentina Garrido y Abel García (el más convincente), todos ellos bajo la égida de Pedro Borge para matizar así un poco tan urticante tema.


La vida es sueño y los sueños son la vida que vivimos

Sigue la juventud venezolana nutriendo al teatro.
Nuevas generaciones de artistas del teatro y el cine  venezolanos están en proceso de capacitación con sus mejores maestros. Es el caso de Román Chalbaud que enseña dirección cinematográfica en el CNAC, mientras  Diana Volpe y Orlando Arocha revelan los misterios del teatro criollo desde la Caja de Fósforos, al mismo tiempo que Soraya Orta presenta en la sala Rajatabla su versión  de La vida es sueño y transcurre el Festival de Nuevos Directores del Teatro Trasnocho. Mucha gente joven está capacitándose para su futuro que también es del pais.  Y no citamos aquí  más casos, no solo de Caracas sino en todas las regiones, pero lo iremos haciendo.
Mientras tanto invitamos a los lectores/espectadores que se aventuren a la Sala Rajatabla para que descubran y reflexionen porque toda la existencia humana no es más que un engaño, una  apariencia y en tales condiciones los humanos no tenemos verdaderas libertades para elegir o diseñar nuestros destinos, por lo cual debemos luchar  hasta conseguirlos o fenecer en su consecución, como propone Pedro Calderón de la Barca, desde el año 1636, con su pieza La vida es sueño.
Los espectadores serán atrapados por el espectáculo que logra la directora  Orta y su elenco de jóvenes y veteranos miembros del Centro de Investigación Artística Nueva Escena (CIANE), quienes obtienen ejemplar simbiosis de técnicas del teatro convencional y el circo de salón, hibrido que entretiene y recuerda siempre que la vida es ficción y al mismo tiempo es realidad, como le sucede al príncipe Segismundo que vive su juventud  encerrado en una cueva porque su papá no quiere que lo destrone y se transforme en tirano; pero el joven consigue liberarse y viene la venganza, pero al final perdona a su progenitor y colorín colorado.
La directora  Orta sin pretender explicar su trabajo, el cual habla por sí mismo, subraya que es un espectáculo con un texto clásico que es abordado  con una estética muy definida y con toda la metodología de  un teatro de investigación, arriesgado e innovador, hasta lograr convertirse en un montaje transdisciplinario, indudablemente físico y polifacético. Este exige, sin duda alguna, una visión amplia que implica desmembrarse de formas y acudir a lo ingenuo e instintivo, a lo técnico y cabal, donde el actor o intérprete requiere de un amplio dominio de su instrumento, logrando a  través de la técnica, el control de la energía y la vida mecánica de su cuerpo, el agudizar sus estados generando, desde el control psicofísico, unas partituras que se convierten en su propio camino hacia la creación del personaje. Con un abanico de posibilidades perceptivas para el espectador que tanto lo demanda en esta época, invadida por la tecnología y la globalización. 
Luego de una formación intensiva, teórica y física, diaria e integral, éste montaje cierra el ciclo de la primera promoción del Taller Integral de Teatro, el TIT-Ciane .Cuenta con las actuaciones de los alumnos del Taller Integral de Teatro, TIT, Daniela (Nani) Serrano, Francis Ascanio, Maddy Hernández, Daniela Sánchez, Badyr Paracuto, Yorman Zerpa, Jesús Blanco, Luis Beltrán, Wallesky Valenzuela, y como actores invitados Jota Leall y Luigi Lobig (CIANE). El diseño de vestuario está a cargo de Rufino Dorta, la producción general, dirección técnica y diseño de iluminación es responsabilidad de Peggy Bruzual y la versión y dirección general Soraya Orta.
 ¿Que saldrá de esa asombrosa eclosión en las artes escénicas? ¿Podrán todos continuar sus proyectos? No podemos responder a tales interrogantes. Sí están en condiciones de  lucirse en cualquier escenario o buscar otros horizontes; tienen talento y no se amilanan ante los obstáculos. ¡Todos son como Segismundo!



martes, enero 26, 2016

CINE CRIOLLO DEL 2016: Juntera o la experiencia comunal

Cinco comunas hicieron su película.
Con motivo de la celebración del Día Nacional del Cine, este viernes 29 de enero, se llevará a cabo en el cine Cipreses ubicado en Caracas, el preestreno del documental sobre experiencias comunales Juntera,  un largometraje que busca visibilizar los avances de la organización popular y la construcción del estado comunal y la soberanía de la Patria, experiencias tomadas de cinco comunas campesinas.
Juntera es el primer documental producido por comunas socialistas del país y es la primera parte de una trilogía sobre el proceso de desarrollo comunal en la República Bolivariana de Venezuela. En él se registra la vida, el trabajo y la organización política chavista en cinco comunas campesinas acompañadas por la Corriente Revolucionaria Bolívar Zamora (CRBZ). Del mismo modo, esta obra nos acerca a los procesos revolucionarios de cambio que vienen ocurriendo en esos territorios comunales y hace énfasis en las reflexiones políticas y filosóficas de comuneros y comuneras que los protagonizan, a tiempo que muestra cómo esas reflexiones cotidianas se expresan en una manera de vivir solidaria, de respeto y cuidado colectivo entre todas y todos.
Este proyecto audiovisual fue realizado, gracias a la colaboración de las comunas, La Célula Cooperativa Audiovisual, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, la Comuna Socialista Victoria Popular Las Uvitas, la Ciudad Comunal Agroturística Juan Pablo Peñaloza, la Comuna Socialista Orimed, la Ciudad Comunal Socialista Campesina Simón Bolívar y la Comuna Agropecuria Negro Primero.
La invitación se hace extensiva para toda la población caraqueña, para que disfruten y conozcan un poco más sobre la realidad campesina en nuestro país.
Asimismo, esta ocasión será propicia para hacer la presentación de la preventa de las entradas del II Festival Internacional de Cine Caracas, que se realizará desde el 24 de febrero hasta el 1 de marzo.



sábado, enero 23, 2016

Llega el astronauta Manuel Trotta

Manuel Trotta fabricando su futuro.
Algún día, ojala antes de culminar esta  década, se haga el balance de la diáspora venezolana, esa no coordinada fuga de jóvenes hacia Colombia, Estado Unidos, Europa (especialmente España) y Australia. Y entonces se sabrá de  los  beneficios  o de los desatinos de esa salida de gente talentosa,  que comenzó en el año 1999 y la cual, según conservadores cálculos y estadísticas severas van por los dos millones y medio, hasta el día  de hoy.
EL LLANO VENEZOLANO
Mientras tanto reseñamos los proyectos de otro venezolano que  lleva cuatro años y medio en Estados Unidos. Se trata del productor y actor Manuel Trotta (Caracas, 1985), quien anunció su proyecto cinematográfico  What lies underneath   que se rodará durante este año en Minnesota, pero regresará antes a Caracas para filmar su cortometraje El astronauta, proyecto seleccionado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC)
 El astronauta es una historia intimista de dos personajes desarrollada en el llano venezolano, a donde  un hijo vuelve a su pueblo natal a buscar a su padre; una historia de la conexión y el encuentro humano, a través del realismo mágico. Para este proyecto,  Trotta, quien también será el protagonista, logró armar un equipo de exitosos profesionales y de gran renombre en el medio cinematográfico nacional como el actor Luigi Sciamanna, Alexandra Henao, Elik Alvarez y Matias Tikas. 
Trabajar en el llano venezolano no es una temática nueva en la carrera de Trotta, anteriormente produjo el documental Humedales de Apure, presentado en la Unesco.  Trotta busca destacar la riqueza de Venezuela a través del paisaje del llano en el país, además de hacer énfasis en el folklore, la música, que en ocasiones son desconocidos por el público de las grandes ciudades.      
Trotta también se ha mantenido muy activo en el ámbito teatral tanto nacional como internacionalmente, sus trabajos más recientes fueron en Nueva York la obra de teatro Judgement on the gray beach (Juicio en la playa gris) dirigido por Elia Schneider y en Caracas con el espectáculo  La maña, donde participo también como actor, obra elegida como una de las mejores de la temporada del 2011.
Hay  destacar que Trotta ha trabajado en la producción de otros largometrajes como Desautorizados, Un lugar lejano, Esclavo de Dios y Tamara, siendo reconocido con innumerables premios entre ellos el de Mejor Edición en el Festival de Cine de Mérida 2014.
A LA SOMBRA
 El cine venezolano sigue siendo noticia a nivel internacional, en esta oportunidad, los criollos  Manuel Trotta y  Joel Novoa y el estadounidense Moisés Amsel serán los productores del largometraje What lies underneath (A la sombra), proyecto que vienen desarrollando desde hace dos años y el cual esperan filmar durante este 2016 en Estados Unidos; lugar emblemático que ha sido testigo de producciones cinematográficas como Fargo y A serious man, de los hermanos Coen.
What lies underneath es un largometraje de suspenso, basado en hechos reales, que contará la historia de una familia clase media, desesperada por conseguir la cura a una extraña condición de su hijo. Sin otra opción, acudirán a un médico experimental cuyas prácticas revelarán un extraño secreto.  La película será rodada totalmente en inglés; en cuanto al reparto, los productores por los momentos no revelaran nombres pero señalan que el protagonista será un destacado actor, de mucho reconocimiento a  nivel internacional.
 Sobre las expectativas en torno a este proyecto, Manuel Trotta afirmó: "El cine de suspenso genera gran atracción para la audiencia mundial por su capacidad de conexión con el público; además contamos con un guion muy sólido, un talentoso equipo y un elenco de mucho peso."
 Vale destacar, que Joel y Manuel han trabajado juntos en varias producciones cinematográficas, dirigida por Elia Schneider, José Nova y el  mismo Joel.  
Trotta, quien anda convaleciente de una pequeña operación, comenta que estos años en Estados Unidos le han permitido trabajar al lado de los grandes, hacer más contactos profesionales, tener mayor exposición internacional, avanzar en su consagración como cineasta y unos cuantos galardones. Mal no le ha ido. Asevera.
 LA MAÑA

La maña fue vista y degustada en Buenos Aires por Manuel Trotta y Joel Novoa. Se enamoraron de la pieza y lograron los permisos del autor Damián Dreizik. Regresaron y comenzaron a ensayarla, después de un trabajo conjunto de adaptación, pero el primogénito de los cineastas José Ramón Novoa y Elia Schneider escapó hacia Los Ángeles, donde estudiaba cine, y quedó encargado Jesús Delgado para sacar adelante el montaje con Manuel. Vinieron los precisos ensayos y Elia Schneider  asumió una asesoría que se apreció en el montaje, el cual hizo temporada en la sala Cabrujas, de Los Palos Grandes. Vimos La maña caraqueña. Detectamos las metáforas que propone el autor: la existencia del ser humano en la sociedad moderna donde se desenvuelve está en peligro por los avances tecnológicos y ante la incapacidad para aprehenderlos, y la otra, más básica, se centra en el hombre contemporáneo, que una vez más, está solo y no tiene quien le ayude hasta que se ve obligado a sobrevivir con lo que tiene o con lo que pueda inventar, como si estuviera en la época cavernícola de nuevo.