martes, enero 16, 2018

Otro idiota para divertir al público del Trasnocho cultural

El equipo del nuevo montaje para inaugura la temporada del Trasnocho Cultural.
Luego del éxito alcanzado durante dos años, la dupla compuesta por Basilio Álvarez como actor y Daniel Dannery en la dirección con la muy reflexiva historia sobre lo que es el arte y las relaciones humanas con Rojo de John Logan, comienzan este año con una comedia de humor negro junto a la actriz Sonia Villamizar en el Trasnocho Cultural de Caracas.
Se trata de  I.D.I.O.T.A., una pieza del español Jordi Casanovas que el Grupo Teatral Skena trae a Venezuela.  Con la dirección de Dannery, la producción y vestuario de Vladimir Sánchez, esta hilarante pero también sorpresiva historia se representa hoy en día en las más importantes ciudades del mundo como Madrid, Barcelona, Ciudad de México y Buenos Aires. 
El secreto de I.D.I.O.T.A. es que comienza como una comedia muy divertida que poco a poco y sin abandonar la ironía y el sarcasmo, se va convirtiendo en un juego lleno de trampas, una vuelta de tuerca que la lleva a convertirse en un “thriller” que conduce al espectador, a través de su protagonista, a tratar de resolver una cantidad de acertijos para poder salvar la vida de sus seres más queridos, y la propia. 


Sonia Villamizar como la doctora Edeltraud y Basilio Álvarez como Carlos Varela mantienen al espectador en vilo entre la risa y el suspenso de una historia donde “Carlos” (El Idiota) debe resolver una cantidad de enigmas que “La doctora” le forzará a responder, para llegar a conseguir una cantidad enorme de dinero, con el detalle que si no contesta correctamente estará poniendo en riesgo la vida de cada uno de los miembros de su familia. 
Los personajes cómicos no le son extraños a Basilio Álvarez, actor multifácetico que ha interpretado varios muy recordados en la escena teatral venezolana durante las dos últimas décadas, en montajes como   La cena de los idiotas ,  Art ,  El Crédito  y  Ay Carmela , entre otras. Igual la siempre activa y hermosa Sonia Villamizar también se ha sumergido en la comedia con la exitosas piezas  Toc Toc , A 2,50 la cuba libre y El método Grönholm, por citar solo tres. 

SOBRE EL AUTOR

Jordi Casanovas (Vilafranca del Penedès, España, 1978) es actor, director teatral y fundador y director de la compañía FlyHard desde 2005 hasta 2013. Ha escrito una treintena de textos teatrales, entre las que destacan Una historia catalana, La Revolución, Lena Woyzeck, La Ruina, City/Simcity y  Wolfenstein, entre otras. 
Los trabajos de este polifacético autor son variados, ya que “hay muchas cosas que contar. Es que creo que se puede hacer teatro de casi todo. Además, me han pasado muchas cosas en mi vida. Todo te da experiencia. Incluso las cosas negativas te enseñan. Además puedes utilizar las obras para responderte a las cosas que te ocurren en la vida”. 
Sobre  I.D.I.O.T.A.,  Casanovas comentó en una entrevista realizada en su natal España: “Había varias preguntas que me quería hacer. La primera es saber por qué somos capaces de ser tan obedientes y aceptar según qué situaciones. ¿Por qué nos doblamos a ciertos poderes cuando podríamos romper esta relación? También me quería preguntar qué puede provocar la evolución en un ser, ya no intelectualmente sino como persona en el camino del auto conocimiento. I.D.I.O.T.A, como cualquier otra obra de teatro, es meta-teatral, y lo que me pregunto es, cuáles son los procesos por los que un personaje acaba descubriendo cómo es él. En este caso el personaje está puesto al límite por un agente externo que lo hace descubrir su personalidad a marchas forzadas”. 
En cuanto al desarrollo de la pieza comentó en otra interviú: “Su motor son los enigmas que hay. El hecho de poner a prueba un personaje de manera constante con enigmas y que vayan progresando con dificultad es muy importante. Además, el público puede jugar al enigma, hay algunos que son muy fáciles y el público encuentra difíciles y viceversa, algunos donde el personaje se atasca y el público ha encontrado la solución fácilmente. Entonces vas alternando, y el público se encuentra en situación de superioridad o de debilidad dependiendo del momento. Este juego sí ha sido deliberado y he ido tensando la cuerda. El público es el tercer personaje. Algunos de estos enigmas les he tenido que buscar y yo no los hubiera sabido resolver. Esta ha sido la parte más pensada”. 
Las funciones serán en el Teatro Trasnocho viernes a las 6:00 pm; sábados y domingos a las 5:00pm.  La temporada comienza el 19 de enero hasta el domingo 1 de abril.





domingo, enero 14, 2018

Edgar Borges,novelista por necesidad

Edgar Borges,escritor venezolano con obra propia.
Salió hace largos diez años de Caracas y es instaló en España para vivir y escribir una original literatura de ficción, tras una serie de sacrificios existenciales. Ahora en ocasión del lanzamiento de su más reciente novela, La niña del salto, revela algunos detalles de su oficio, el cual le ha sido exitoso.
¿Satisfecho por lo hecho?
Escribir para mí es una necesidad, es como leer, lo hago porque lo necesito y lo disfruto. ¿Cómo no estar satisfecho si lo puedo hacer? La literatura es la mejor forma que he encontrado para liberarme de la burocracia.
¿Cree que valió la pena tanto sacrificio?
Literariamente no he tenido que hacer ningún sacrificio. Esto ha sido un gusto que ha ido fluyendo. Como escritor no participo en los canales comerciales de la industria, no me interesa. Con esto no crítico a quien lo hace, cada quien intenta seguir el camino que considera necesario para exponer su trabajo. Me interesa es la obra y la comunicación que, a través de sus lecturas, pueda establecer con los lectores.  Por ello público con editoriales pequeñas o medianas, es un asunto de elección, de actitud ante el fondo de la literatura. La literatura la percibo como un zambullirse en el agua, retener el aire y después salir con un aire diferente ante la vida.
¿Ya tiene algunas metas alcanzadas?
No camino hacia los modelos de éxito que se nos venden como únicos, como la cúspide absoluta, esa no es la vida, eso no es literatura. No me interesan esos modelos. Camino hacia crear mi sentido de la ficción. Imagino que ahí hay metas, pero seguramente son imperceptibles. Quizá las veré más adelante, cuando eche la vista atrás.
¿Se sientes escritor de cuál orilla?
Me siento escritor de la orilla de la ficción.
¿Qué es lo más importante de lo alcanzado?
Recibir de una persona su lectura de alguno de mis libros completamente distinta a la que en su momento yo concebí.
¿Y ahora que viene?
En este momento en España sale mi nueva novela, La niña del salto. Ahora viene la promoción y las presentaciones, en marzo la novela saldrá en Estados Unidos, primero en español y en septiembre en inglés. Esta es una novela que, de algún modo, he vomitado. La llevaba como un volcán que necesitaba salir. Cuenta la historia de una mujer que vive atrapada entre su tristeza actual y sus fantasías del pasado, cuando soñó con ser ella. Pero también es la historia de una niña, la hija de esta mujer, que en lugar de caminar salta. Igual es la historia de un marido, la pareja de la mujer y el padre de la niña, que con su amargura domina la realidad de un pueblo. Un pueblo sumido en el aburrimiento del destino, o de la política. Al mismo tiempo es la historia de un grupo de extranjeros que llegan a ese pueblo para promocionar la poesía. Es la historia de muchas cosas, sin embargo, pienso que esta novela es la historia de la muerte de la infancia. Luego vendrán muchos pasos. En estos momentos dos de mis obras se están traduciendo.  El hombre no mediático que leía a Peter Handke al serbio y El olvido de Bruno al portugués. También tengo en mente una novela distópica, me interesa ese espacio de la ficción. La literatura distópica es el mejor espejo que la ficción le puede mostrar al presente. Un espejo que muestra realidades incómodas y eso me interesa, intentar golpear desde un futuro supuesto.
¿En Venezuela ya lo editaron?  
En Venezuela, Ígneo Editorial publicó Apuntes con Rubén Blades y La ciclista de las soluciones imaginarias; más recientemente, en 2017, Lector Cómplice acaba de lanzar El olvido de Bruno.
Biografía
Edgar Borges nació en Caracas, Venezuela, e| 24 de abril de 1966; desde el año 2007 reside en España. En su obra, la ficción es una fuerza inherente al ser humano que derrumba y construye realidades. Ante las circunstancias, los personajes tienen que decidir si son fichas de un destino o hacedores de una nueva trama. La literatura como confrontación y salida, “la palabra sin estorbos ni malabarismos opera como un hilo invisible que muestra historias y espacios… El arte en lugar de correr tras la realidad, la implosiona y la transforma”, así define el escritor su ideal de trabajo. Ha obtenido diversos premios y reconocimientos internacionales. Es autor de novelas y libros de apuntes como ¿Quién mató a mi madre?, La contemplación, Crónicas de bar, El hombre no mediático que leía a Peter Handke, La ciclista de las soluciones imaginarias y El olvido de Bruno. Parte de su obra ha sido traducida al italiano, inglés, francés y portugués. Escritores como Enrique Vila-Matas y Peter Handke se cuentan entre los lectores que siguen su ficción con interés.




Carlos Arroyo dirige ya la Compañía Nacional de Teatro

Carlos Arroyo llega a la institución fundada por Isaac Chocrón hace 34 años.
Las nuevas riendas de la Compañía Nacional de Teatro (CNT), institución adscrita al Ministerio del Poder Popular de la Cultura,  las asumió el reconocido director Carlos Arroyo, desde el pasado miércoles 10 de enero de este año 2018 con el objetivo de continuar consolidando, unificando y fortaleciendo la labor de los hombres y mujeres de las artes escénicas en el país. 
 Arroyo, quien tiene 35 años dedicado al mundo de las tablas, expresó que los grandes retos a enfrentar en su gestión serán “la visión ideológica y creativa de la teatralidad venezolana”; expandir el abanico de oportunidades para los artistas con la conformación de repertorios y producciones, además de “unificar a estos hombre y mujeres a través de núcleos de elencos estables en cada una de las regiones de Venezuela”. 
 El oriundo del estado Portuguesa, agregó además que en esta nueva etapa de la institución apostará al fortalecimiento de la dramaturgia, actuación, producción e investigación desde la “dimensión conceptual del teatro local, donde podamos vernos reflejados”; la generación de nuevos espacios para abarcar un mayor número de artistas, dramaturgos, productores y técnicos para fomentar la “felicidad a partir del teatro”; la activación de un “plan piloto” de repertorios fijos en los estados Miranda, Sucre y Portuguesa, que luego se extenderá por el territorio nacional, todo ello bajo el lema: “El Teatro Piensa”. 
 “A partir del pensamiento, el fortalecimiento y la unificación del teatro en el país queremos que las artes escénicas sean masivas y que estos proyectos de la compañía se impulsen desde el Plan Reverón 2018 como desarrollo de los procesos de identidad nacional”, enfatizó Arroyo. 
 Asimismo, el director de la reconocida obra Peludas en el Cielo, original de Gustavo Ott, recordó que seguirá trabajando bajo las líneas de la institución en la búsqueda de seguir consolidando los estímulos creativos a través de las premiaciones, estrenos y coproducciones, repertorio, investigaciones, formación y capacitación, el Circuito Nacional de Teatro y los Convenios de Cooperación cultural.
 Más de tres décadas en el teatro 
El reconocido director de teatro, Carlos Arroyo, quien nació en la población Paraíso de Chabasquén en el estado Portuguesa en el año 1964, tiene 35 años de carrera dedicados al teatro nacional, se formó en la escuela de teatro Porfirio Rodríguez, en Caracas, y tiene un doctorado otorgado por la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) como “Maestro Honorario”, fue el creador de uno de los encuentros culturales más importantes del país, el Festival de Teatro de Occidente (FTO). 
 Arroyo tiene en su haber más de 70 montajes, entre las que destacan:  La Colección del Peregrino, Peludas en el Cielo, Robinson en la casa de Asterión , entre otras importantes piezas que han traspasado nuestras fronteras y se han escenificado en países como Italia, Grecia, España, Chipre, México, República Dominicana, Cuba, Colombia, Argentina, Perú, Ecuador, entre otras latitudes.
Caldera deja un legado 
El presidente saliente Alfredo Caldera, dejó en su paso por la institución un legado de grandes logros que enaltecieron, consolidaron y visibilizaron las artes escénicas en el país entre los que destacan: la activación de la Red Nacional de Teatro en función de fortalecer el trabajo del Estado con el Poder Popular, en ese sentido la organización del 2° Congreso de Teatro y Circo, la reactivación del Circuito Nacional de Teatro, el apoyo a los festivales nacionales e internacionales, así como también a la Red Nacional de Titiriteros, capítulo Unima Venezuela, y la Red Nacional de Arte Circense. 
 Asimismo, durante la gestión que realizó Caldera por más de cinco años al frente del CNT se logró que la acción del teatro trascendiera a nivel nacional producto de las articulaciones y convenios con gobernaciones, entes adscritos, alcaldías e instituciones culturales. 
 Por último, el también sociólogo se destacó como promotor y creador de dos de los principales galardones del teatro venezolano: Premio Nacional de Dramaturgia Apacuana y Concurso de Ensayos sobre Teatro, siendo uno de sus éxitos más resaltantes la nueva conformación del elenco estable y su gran estreno con la obra del maestro Román Chalbaud, El pez que fuma, con más de 12 mil espectadores en el Teatro Teresa Carreño en 2017,dirigida por Ibrahim Guerra.


jueves, enero 11, 2018

Edgar Borges presenta otra novela en Madrid

Otro intelectual venezolano lucha por consagrarse desde allende los mares y en este caso es Edgar Borges, quien presenta en Madrid su nueva novela La niña del salto, la cual es la historia de una mujer que quiere dar un salto hacia un lugar donde ha dejado sus sueños. “Pero también es la historia de una niña, la hija de esa mujer, que en lugar de caminar salta", ha reiterado el escritor en correspondencia enviada por internet, como se acostumbra ahora.
La niña del salto (Ediciones Carena, 2018) es la ficción más ambiciosa que, hasta el momento, ha creado   Borges. Desde un inicio la novela sacude al lector por sus historias hiladas con frases poderosas. “A veces Antonia pasaba horas sentada en el váter; lo hacía para restarle tiempo a la convivencia con su marido” o “Ella hace tiempo para no llegar a casa”, son algunas de las frases que tienen que ver con la vida de Antonia, el personaje inolvidable que se debate entre sus fantasías y la rutina de un pueblo condenado al fastidio.
Un pueblo gris y antiguo; un bosque; una niña que salta en lugar de andar; una mujer con sueños rotos que es presa de sus propias rutinas; un marido saturado de ira que año tras año organiza un torneo de póker para sentir y dejar sentir su poder sobre los demás;  tres simuladores de oficio que se enfundan en la piel de tres promotores de poesía, pero también de escritores. ¿Virginia Woolf?, ¿Boris Vian?, ¿Susan Sontag?, ¿Georges Perec?, ¿Ana María Matute?, ¿Diane di Prima?, ¿César Aira?. Dos fechas trágicas, un romance inusual y abundante misterio, son  algunos de los elementos que el novelista propone y a la vez mueve hábilmente, como fichas de ajedrez, para componer una novela extraña, sugerente, cargada de tensiones y posibilidades.
La historia que nos cuenta La niña del salto es una especie de poema épico que se desarrolla en la villa asturiana de Santa Eulalia de Cabranes —o Santolaya, como oficialmente se la conoce en asturiano—, ¿pero realmente es allí donde acontecen los hechos o se trata quizá de un lugar distinto aunque parecido en un universo paralelo? ¿O acaso lo narrado no es más que la ebullición de uno de los tantos universos que pueden coexistir en la cabeza de un ser humano? Todo es posible en la nueva novela de este autor (con un singular y muy atractivo imaginario) que estamos seguros no decepcionará a sus lectores habituales ni, desde luego, a aquellos que se atrevan a adentrarse por vez primera en su universo literario.
La niña del salto es la tercera novela que Borges publica con el sello catalán Ediciones Carena. En 2014 logró varias ediciones con La ciclista de las soluciones imaginarias, que le mereció numerosas críticas y ampliación de los lectores. Luego, en 2016, repitió un éxito semejante con El olvido de Bruno, un drama que tiene el alzheimer como alegoría de la aniquilación del individuo. Ambas obras fueron publicadas en diversos países. Antes, en 2013 y 2015, el escritor penetró Italia con la traducción de sus novelas La contemplación y El hombre no mediático que leía a Peter Handke, respectivamente.
La imagen de la cubierta de La niña del salto es la actriz Mamen Camacho (célebre por sus participaciones en Anna Karenina y Casa de muñecas) captada por el lente del fotógrafo Roberto Carril Bustamante y bajo el diseño de Rocío Morilla.
En Madrid La niña del salto se presentará en la librería Rafael Alberti el  miércoles 7 de febrero, a las 19:00 horas. Borges participará en una lectura con la actriz andaluza Mamen Camacho en un juego literario entre autor y personaje, para después sostener un diálogo con el escritor madrileño Juan Laborda Barceló. Dirección: Calle Tutor, 57.
Biografía
Edgar Borges nació en Caracas, Venezuela, e| 24 de abril de 1966; desde el año 2007 reside en España. En su obra, la ficción es una fuerza inherente al ser humano que derrumba y construye realidades. Ante las circunstancias, los personajes tienen que decidir si son fichas de un destino o hacedores de una nueva trama. La literatura como confrontación y salida, “la palabra sin estorbos ni malabarismos opera como un hilo invisible que muestra historias y espacios… El arte en lugar de correr tras la realidad, la implosiona y la transforma”, así define el escritor su ideal de trabajo.
Ha obtenido diversos premios y reconocimientos internacionales. Es autor de novelas y libros de apuntes como ¿Quién mató a mi madre?, La contemplación, Crónicas de bar, El hombre no mediático que leía a Peter Handke, La ciclista de las soluciones imaginarias y El olvido de Bruno. Parte de su obra ha sido traducida al italiano, inglés, francés y portugués. Escritores como Enrique Vila-Matas y Peter Handke se cuentan entre los lectores que siguen su ficción con interés.
Agenda de presentaciones.
*Valladolid. Casa del Libro, jueves 25 de enero a las 19:30 horas. El autor conversará con el periodista y escritor Juan Martín Salamanca.
*Madrid. Librería Rafael Alberti, miércoles 7 de febrero a las 19:00 horas. Lectura dramatizada de la actriz Mamen Camacho y diálogo del autor con el escritor Juan Laborda Barceló.
*Madrid. Café librería El dinosaurio todavía estaba allí, jueves 22 de febrero a las 19:30 horas. La niña del salto ensamble. Literatura, teatro y música. El autor participará en una lectura dramatizada junto a las actrices Mamen Camacho y Silvia Campos y la música de Víctor Geyser y Ruth GM, bajo la puesta en escena de Víctor Vegas. Entrada libre hasta completar aforo.
*Gijón. Casa del Libro, viernes 9 de marzo a las 19:30 horas. El autor conversará con el escritor Diego Medrano.
*A Coruña. FNAC, viernes 23 de marzo a las 19:30 horas. El autor contará las claves de su novela con la bloguera Tensy Gesteira.






miércoles, enero 10, 2018

Hemingway finalmente en Caracas

José Tomás Angola encarna a Ernest Hemingway.

El bardo inglés John Donne (1572-1631) enseña con su poema Por quién doblan las campanas que “ningún hombre es una isla entera por sí mismo porque cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo. Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia”.
 Y ahora, gracias a la magia del teatro, desde el próximo 27 de enero, el dramaturgo caraqueño José Tomás Angola Heredia (1967) y el legendario escritor estadounidense Ernest Miller Hemingway (Oak Park, 1899/ Ketchum, 1961) lo demuestran suficientemente con el espectáculo Ningún hombre es una isla, que hará temporada en la Sala Alexander Humboldt.
HEMINGWAY
Angola Heredia evoca y materializa a Hemingway porque su figura siempre le cautivó por su vida tan intensa, desafiante y titánica. “Construyó en sí mismo, su mejor personaje. Pero si nos adentramos en sus libros sorprendería la sensibilidad y la delicadeza de su prosa y sus personajes. La cuentística de Hemingway es de lo mejor del siglo XX. Algo entonces parece no cuadrar. ¿Quién era en verdad este hombre más grande que la vida que cazaba leones y pescaba grandes agujas, asistía como corresponsal de prensa a todos los frentes de batalla de su tiempo, boxeaba con quien fuera y bebía centenares de botellas de whisky?, ¿el que reflejaban los periódicos de entonces o el que subyace en sus obras?”
 Puntualiza que cada protagonista de Hemingway es una creación que intenta ser su alter ego. “Él mismo se idealizaba y se volvía Frederick Henry, el soldado iluso de Adiós a las armas, o Jake Barnes, el periodista impotente por una herida de guerra, de Fiesta, o Harry Morgan, el cínico pescador y contrabandista con mala suerte, de Tener y no tener. Y por supuesto Robert Jordan, quizá su alter ego más genuino, el profesor norteamericano que se involucra en la guerra civil española, de Por quién doblan las campanas”.
FRAGIL, DEBIL Y SENSIBLE
Angola Heredia escribió, dirigió y protagonizó Ningún hombre es una isla porque esos conflictos existenciales son profundamente atractivos para cualquier argumento teatral. “Hemingway luchó toda su vida para demostrar que era un tipo duro, viril, cínico, cuando en realidad se sentía frágil, débil y sensible. Ese ruido, esa incongruencia emocional, junto con los impulsos autodestructivos debieron ser muy tormentosos. Él es una metáfora maravillosa sobre la ficción literaria. Una oportunidad estupenda para explorar temas que me interesan mucho: la creación como acto de lucha contra el determinismo de la vida, la muerte como final angustiante e inevitable, el amor como único aliento existencial”.
Advierte Angola Heredia que mucha gente en Venezuela ha oído hablar de Hemingway, pero muy pocos han leído sus obras. “Creo que lo más genuino y poderoso de él, no es su existencia cuasi mítica, sino el legado literario que nos dejó. En sus cuentos, pequeñas joyas, está contenida la tragedia del mundo. Son diminutos fragmentos donde brillan el dolor, la compasión, la solidaridad, el amor, la alegría, la piedad, la culpa, la soledad. Instantes que copan la realidad de todos los seres humanos. Poca gente sabe, por ejemplo, que Hemingway en vida estuvo muy pendiente de las corridas de toros aquí en Venezuela. Era algo que le apasionaba. Escribió sobre las faenas en el Nuevo Circo, en Valencia y Maracaibo. Sabía cuándo empezaba la temporada y llevaba una bitácora de esos meses. No sé si valga de algo esa anécdota, pero me parece simbólico que él haya estado atento de nosotros en ese trance de muerte que es el toreo, y nosotros ahora, en otro trance de muerte histórico como el que padecemos, estemos atentos de él, por eso Hemingway es ahora nuestro contemporáneo”.
FILOSOFÍA VITAL
 ¿Qué enseñanza nos deja este Hemingway teatral? “Para el momento tan tenebroso que vivimos, donde lo único que parece tenernos en pie es la esperanza de salir de esta pesadilla, Hemingway elabora en todas sus obras una serie de ideas que bien podrían ser aplicadas para nuestro tiempo y realidad y que trato de rescatar para la pieza. Él mismo las resumió: El mundo es un hermoso lugar, vale la pena defenderlo y detesto dejarlo, el hombre no está hecho para la derrota; un hombre puede ser destruido pero no derrotado, jamás piensen que una guerra, por necesaria o justificada que parezca, deja de ser un crimen, y el hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera”.
Ningún hombre es una isla no es un espectáculo teatral más, dentro de lo tradicional, porque gracias al mapping audiovisual es toda una novedad en la escena venezolana, ya que Angola Heredia tiene varios años y montajes trabajando con tecnologías asociadas al video, no como una simple proyección, que se usa mucho, sino como elemento discursivo propio. Usarlo como parte del lenguaje teatral, como se hace con la escenografía o el vestuario, no como adorno o efecto.  El mapping le ha permitido explorar ese camino. Poco los están haciendo en Venezuela porque es costoso, requiere de equipos y personal que conozca el medio, pero además porque exige una nueva lectura del director sobre el texto teatral. El puestista debe romper con las clásicas unidades aristotélicas de acción, tiempo y unidad, pues gracias al mapping, la escenografía virtual y la estereoscopía permiten poner en escena todo lo que la imaginación sueñe. A ojos de esta posibilidad la lectura del texto teatral ya no puede ser plana y consecutiva, debe ser dimensional y poética. Entonces lo que hoy todo el mundo usa como artificio, se vuelve discurso. En el mundo de la ópera internacional y la danza es donde más se está trabajando con estas tecnologías, porque es más fácil trabajar la música y la imagen. Con el teatro de texto es mucho más complejo porque prácticamente implica reescribir plásticamente las piezas. “Pero ese es el camino si se quiere proponer nuevas e innovadores visiones sobre el escenario. De todas maneras, algo siempre será sagrado e inamovible. El teatro es un acto artístico en donde lo único que se necesita realmente es un actor, un texto, y un espectador. Todo lo demás sobra”, reitera.
Angola Heredia, profundamente venezolano, no se marcha, sigue aquí con su espacio de lucha, su motivo para permanecer escribiendo, haciendo teatro y buscando la reflexión de todos, la emoción de todos, alimentando el impulso por seguir siendo parte de este enorme sentimiento que llamamos nación y ahora más con este singular  mapping de Hemingway  que toma la figura del escritor durante sus últimos años, en su finca en Cuba, para adentrarnos en un tema que ha sido constante en su escritura: el valor ante la vida y el valor ante la muerte.




lunes, enero 08, 2018

Carlos Marx regresa a Caracas en mayo

José León en su histórica caracterización de Carlos Marx
El bicentenario de Carlos Marx no podía “pasar por debajo de la mesa en Caracas” y por eso que la Compañía Nacional de Teatro y el grupo Los Monigotes presentarán la coproducción Marx en Caracas, durante el próximo 5 de mayo, fecha del natalicio del legendario filósofo alemán, en la sala de Conciertos de la Universidad Nacional Experimental de Artes (UNEARTE).
El director Oscar Acosta y el actor José León exhibirán así el unipersonal Marx en Caracas, adaptación de la pieza Marx in Soho (1999), respetuosa traducción de José Sastre (2002) sobre el original de Howard Zinn, historiador y dramaturgo izquierdista (Nueva York, 1922-2010). 
A partir de una situación imposible, pero que se materializa por la magia del teatro, se logra “el retorno” de  Carlos Marx (Tréveris, 1818-Londres, 1888) para cuestionar la  presunta muerte del pensamiento marxista en el campo teórico-práctico del neoliberalismo contemporáneo y subrayar que todo su bagaje filosófico está vivo y disponible ante una revolución futura. 
Inicialmente Zinn escribió una deliciosa y culta pieza de teatro político, donde su Marx retorna a la Tierra y lo ubica en el Soho de Nueva York, pero que en la versión venezolana ahora es en un escenario caraqueño, y frente a unos espectadores exclamara :"¡Gracias a Dios, un auditorio! Me alegro de que hayáis venido. No habéis hecho caso de esos idiotas que han dicho: ¡Marx está muerto! Bueno, lo estoy... y no lo estoy". 
Su personaje se plasma como pocos lo conocieron, subrayando los principales acontecimientos de su vida y de la saga de su época: su matrimonio con Jenny, su exilio a Londres, la muerte de sus tres hijos y los conflictos políticos de aquellos momentos: la lucha de los irlandeses contra Inglaterra, las revoluciones europeas de 1848 y la Comuna de París; además de su estrecha amistad con el millonario Federico Engels y sus polémicas con el anarquista ruso Mijaíl Bakunin.
Zinn esperaba que los espectadores redescubrieran a Marx, precisamente ahora que el neoliberalismo ha fracasado para proyectar y consolidar una sociedad que le permita a la humanidad ser y vivir mejor, tener una verdadera libertad y auténticas realizaciones individuales. Y al mismo tiempo reivindica al humanismo marxista, mal utilizado por algunos revolucionarios y cuestiona los desatinos cometidos en su nombre.
El director Acosta versionó al original y logró que el excelente actor León materializara a un combativo ideólogo, humano, contradictorio, humorista, carente de dogmatismos e interesado, incluso, en conocer al socialismo del siglo XXI, para la cual expropia un clavel rojo y se la coloca en el ojal de su paltó.
 Es acertado que se muestre Marx en Caracas, especialmente para que las nuevas generaciones ponderen a ese maravilloso judío alemán que cambió la historia del pensamiento universal, entre otras cosas.
Este espectáculo se estrenó durante la temporada 2013 en el Festival de Teatro Internacional de la Colonia Tovar, que coordina José  Gregorio Magdaleno a finales del mes de diciembre de 2013 y fue mostrado también en el Festival de Teatro de Occidente, que comanda Carlos Arroyo, nuevo director de la Compañía Nacional de Teatro.


miércoles, enero 03, 2018

"Baño de damas" para el 2018

Dramaturgo venezolano Rodolfo Santana Salas (1944/2012)
Su capacidad de trabajo, aunada a su talento para la actuación, la dramaturgia y la dirección, lo hacen víctima de “las verdes envidias”, desde hace casi 40 años cuando se instaló en Venezuela. Precisamente ahora su texto cómico Todos o ninguno o A Full Pompis es presentado con éxito de público y de crítica en Miami. Y por si fuera poco ya tiene lista la versión de la comedia dramática Baño de damas, original de Rodolfo Santana , con la cual la Compañía Nacional de Teatro abre la temporada 2018 en abril, en el teatro Nacional, sede artística de esa institución del Estado venezolano, creada en el año 1983 por el gobierno del presidente Jaime Lusinchi y encargada al dramaturgo Isaac Chocrón  (Maracay,1930/Caracas,2011) inicialmente.
 Nos referimos, pues, a  Aníbal Grunn, quien, desde Guanare, donde trabaja para Unearte y la Compañía Regional de Teatro de Portuguesa, confiesa su felicidad por el éxito de público y de crítica de su texto  Todos o ninguno   en manos, cuerpos y cerebros de un grupo de teatreros latinoamericanos en Miami.
Todos o ninguno fue escrita hacia el 2002 pero es durante la temporada del 2004 que se muestra en la Casa del Artista y ahora está en la cosmopolita ciudad de Florida donde la dirige Eduardo Pardo, producida por Pedro Pablo Porras, con un elenco donde hay un colombiano, un chileno, un boricua, un cubano, un mexicano y un venezolano. Pagan derechos de autor rigurosamente, cada semana, y de eso no se puede quejar Grunn, quien asumió el compromiso de versionar y dirigir Baño de damas y en lo cual está trabajando con mucho ahínco después de haber participado en las audiciones para el elenco 2018 de la CNT.
SANTANA EN SEGUNDA ETAPA
¿Por qué las mujeres pasan mucho tiempo en el baño? Baño de damas tiene la respuesta. Es una de las obras más famosas de Rodolfo Santana que se originó en Caracas y la cual transcurre en el baño de mujeres de un bar o discoteca. La trama se inspiró en la grabación de audio de un incidente real, donde los temas de la conversación de las mujeres fueron sus condiciones médicas, sus trabajos, las hijas de las mujeres, las políticas, y sus esposos. También, en ese baño hay un hombre transvestido que imita a una celebridad muy famosa porque la imitación es una parte de su espectáculo.
 Grunn ha logrado una pulcra versión del texto original de Santana, que el prestigioso director Ibrahim Guerra  estrenó en la sala Anna Julia Rojas, para entonces Ateneo de Caracas, el 6 de noviembre de 1987, con un elenco donde participaron Mirtha Borges, Haydée Balza, Irene Arcila, Carlota Sosa, Virginia Urdaneta, Francis Romero y otros destacados comediantes. La producción fue del grupo Cobre, del mismo Santana.
El director y versionista Grunn no suelta prenda sobre el tratamiento que le ha dado al texto de Santana, porque la ira puliendo a medida que avancen los ensayos, a partir del próximo lunes 8 de enero. Es muy respetuoso de las líneas de tan importante escritor, pero debe resolver algunos “detalles provocados por la temporalidad”, precisamente porque la pieza se escribió en los años 80. Pero es el texto tal cual, asegura. 
Con respecto al elenco de este Baño de damas del 2018, Grunn reconoce que tiene excelentes actrices, como Maria Brito, pero ahora vienen las lecturas   y las revisiones en mesa. Y hace hincapié en que la esencia del espectáculo parte de la pregunta: ¿cuántas mujeres han pedido a su amiga que la acompañe al baño en una fiesta o en cualquier lugar público?
COMEDIA DESOPILANTE
¿Cuál es el misterio que encierra esta costumbre? Si los caraqueños desean saber la respuesta, sin dejar de reírse, podrá encontrarla en  este nuevo montaje Baño de damas, comedia original  que se ha presentado en muchas ciudades americanas y llevada al cine  por el peruano Michel Katz, hacia el año 2003, donde se plasman los incidentes que ocurren en la pista de baile y en el baño de damas de una discoteca tropical de moda cambiarán la vida de un diputado machista, una esposa ingenua y sojuzgada, una pareja de lesbianas no muy fieles, donde además hay un travestí que sueña con cambiar de sexo y una profesora de colegio atildada que pierde los papeles por las bebidas alcohólicas.
El argumento se desarrolla en el baño de una discoteca, ese espacio íntimo y enigmático que resulta tan atractivo para aquellas mujeres que desean compartir sus experiencias, expresan sus alegrías, tristezas, anhelos, frustraciones y hasta se aventuran a intercambiar sus parejas. Entre las subtramas sobresale la historia de Carmen Antonia, la encargada de limpieza del susodicho baño, quien mientras ejerce su labor recibe una noticia que le cambiará la vida. Otra se centra en Aurora, una damisela abandonada que ahoga sus penas en el alcohol ante la disyuntiva de si debe tener o no al hijo que espera.
COCAÍNA Y MADONNA
 En este baño pueden ocurrir las situaciones más insólitas, como la performance de La Gaviota, un mesonero capaz de imitar a Madonna con inodoros como telón de fondo, pero también está una actriz de telenovelas que, para decepción de sus fanáticas, habla horrores de los personajes que las han hecho soñar. En un momento de la rocambolesca trama, una de las parroquianas sorprenderá a su hija consumiendo cocaína con sus amigas.
Baño de damas profundiza en muchísimos aspectos de la conducta femenina, sin abandonar el tono de comedia. A través de situaciones cotidianas, descubriremos cómo las mujeres se sienten liberadas y protegidas en este sitio tan especial”, señaló la directora venezolana Adela Romero que le montó en Miami.
HOMENAJE
El dramaturgo venezolano Rodolfo Santana fue Premio Nacional de Teatro 1970. Su obra incluye no menos de una docena de guiones de cine y 100 textos para la escena. Entre los títulos más conocidos sobresalen BarbarrojaEl sitio, Tarántula y La empresa perdona un momento de locura, llevada al cine por Mauricio Wallerstein.
Este montaje de Baño de damas es un homenaje al autor caraqueño, muerto el 21 de octubre de 2012 en Guarenas, tras haber nacido el 25 de octubre de 1944.Y por una paradoja del destino, para llamarlo de alguna manera, será la segunda pieza de este dramaturgo que monta la CNT. La primera fue durante en la temporada de 1991 y se trató de Encuentro en el parque peligroso, con Orlando Urdaneta y Elba Escobar. Se mostró en el teatro Las Palmas, dirigida por Ricardo Lombardi y con escenografía de Max Pedemonte. Y la segunda es en este intento, precisamente, Baño de damas, que el 27 de noviembre  de 2002 se estrenó en la sala Anna Julia Rojas, bajo la dirección de Gerardo Blanco, y con la participación de Caridad Canelón, pero solamente se hicieron cinco funciones porque se suspendió la temporada como consecuencia de  un delicado accidente de la protagonista. Era una coproducción de la CNT y el grupo Cobre del mismo Santana. Para ese entonces la institución del Estado la dirigía Hector Manrique. 



jueves, diciembre 28, 2017

La cultura tuvo notable audiencia en Chacao

El exótico edificio naranja de Chacao
Diversas obras de teatro, conciertos, seminarios, conferencias, y exposiciones, de corte nacional e internacional, marcaron un exitoso 2017 en el CCCH-Centro Cultural Chacao. Bajo el brazo ejecutor de la Alcaldía de Chacao, en alianza con Embajadas, instituciones culturales, productores y la empresa privada, se hicieron posibles interesantes encuentros que llenaron de arte y reflexión al espectador, consolidando al CCCH como el centro cultural por excelencia de toda Caracas.
La Caja, espacio de investigación visual, se engalanó con la exposición binacional Italia-Venezuela, titulada Disio, bajo la curaduría del italiano Antonello Tolve. La  muestra propuso en un cuadro de inciertos equilibrios económicos, políticos y sociales, la magia del despertar, el entusiasmo de retomar la tradición y la fraternidad, y el deseo de un compromiso común. La galería le abrió también las puertas a las exposiciones Áspero de Starsky Brines, Enay Ferrer, Paul Parrella y José Vivenes; Entre Caracas y La Guaira de Jonathan Carvallo Salas; y Manual de jardinería de Teresa Gabaldón, entre otrasTodas abiertas de manera gratuita al público.
La Experimental, por su parte, se convirtió en una vitrina de entrada libre para dar a conocer el Arte de hacer ciudad de la mano de la plataforma creativa Taller de Bicicletas. Asimismo, proyectó el XIII Festival de Cine Italiano 2017, el Festival de Cine Alemán, ciclos de cine argentino, español, coreano y de los países bajos,  apto para todo público. De igual manera, fue el epicentro del ciclo de charlas de Filosofía en la ciudad protagonizadas por el Doctor Wolfgang Gil, Alfredo Vallota, Sandra Pinardi y Érik del Búfalo, entre otros. En sus espacios también se presentó el ciclo de conciertos de Bancaribe pone la música, con las voces y melodías de Atapaima, el CVA Big Band y Juan Pablo Barrios Latin Jazz, entre otros.
El ciclo  Teatro En Resistencia, a mediados de año presentó en el teatro a la exitosa obra Fresa y Chocolate, que no sólo le llevó un mensaje de afecto, tolerancia y respeto al público, sino que también permitió comparar el escenario político y social de Cuba, con el vivido en otros países.
La reconocida revista musical A todo volumen se sumó igualmente a esta iniciativa, con el propósito de reafirmar la idiosincrasia del venezolano. Otra de las producciones teatrales de este ciclo, fue Rojo, la cual retrató la convivencia entre el pintor expresionista Mark Rothko y su joven discípulo, Ken, durante un lapso de dos años. Las tres piezas ofrecieron funciones gratuitas.
El Teatro del CCCH también fue escenario de la exitosa conferencia gratuita Comunicaciones para tiempos sin Internet. Manual de supervivencia, protagonizada por un panel de lujo, constituido por los reconocidos periodistas Luis Carlos Díaz, Víctor Amaya y Arnaldo Espinoza. En sus instalaciones se realizó el estreno nacional del cortometraje Lo que el mar se llevó, en memoria de la actriz venezolana Mónica Spear y el resto de los venezolanos que han sucumbido en manos de la delincuencia. Sumado a esto, se presentó un documental por los 10 años del cierre de RCTV, entre otros.
Las escenas de las famosas óperas Cosí Fan Tutte de W.A Mozart, Lucia de Lammermoor de Gaetano Donizetti y Rigoletto de Giuseppe Verdi, también se sumaron a la programación del teatro, con una función de Humor, amor y venganza en la ópera.
En apoyo al talento emergente, La Viga albergó piezas teatrales interesantes tales como Cuando tengamos que irnos bajo el lema “Apostar por la esperanza”, Comegato de Gustavo Ott y Cría de Canguros de Karin Valecillos. De igual manera, fue el escenario para la exitosa conferencia Periodismo en zonas de conflicto en el siglo XXI. Presente y futuro de los corresponsales de guerra, dictada por el periodista español Ángel Sastre. Este corresponsal de guerra obtuvo en 2010 el Premio Larra a la mejor trayectoria profesional para reporteros jóvenes de la Asociación de la Prensa, y más recientemente la distinción de la Cátedra UNESCO, los premios HOY de Extremadura, el NHIPO a la trayectoria periodística y el Francisco Valdés. 
Otro de los eventos que se apoderó del CCCH en 2017, fue el 15° Banff Mountain Film Festival, que reunió una impresionante colección cinematográfica que invitó al espectador a adentrarse en sublimes paisajes constituidos por esbeltas montañas, extravagantes cordilleras, paradisíacas playas y demás escenarios donde el turismo de aventura fue el protagonista.
Sumado a este evento, figuró la sexta edición del Seminario Fundación Cisneros, Muestra, cuenta, que examinó la gestión cultural, personalidades y exhibiciones, realizadas en América Latina, además de la presentación de propuestas culturales para Venezuela.
El espectáculo británico de hip hop, Live Vibe, ofreció una oportunidad única a jóvenes artistas del mundo de la danza y música, para presentar su trabajo en un ambiente profesional en las etapas más tempranas de sus carreras. Y si de artistas musicales de talla internacional se trata, en este 2017 se presentaron en el CCCH, el estadounidense Oscar Williams and The Band of Life  y la trompetista  neerlandesa Maite Hontelé, quienes pusieron a bailar al público con sus propuestas.
La gestión del CCCH se hizo posible a las alianzas con organizaciones públicas y privadas, entre otras, el Caracas Press Club y el Instituto de Investigaciones de la Comunicación, Ininco-UCV, que trajo una propuesta educativa interesante mediante diversos foros.
En noviembre el Teatro del CCCH arribó a sus seis años, ocasión que coincidió con el Festival Venezuela Cantat, en el marco de los 50 años de la Schola Cantorum de Venezuela y los 80 años de vida de su fundador el maestro Alberto Grau.
En 2018 el CCCH continuará abriendo sus puertas a propuestas artísticas en todas las disciplinas, para todo tipo de público, y con los mayores estándares de calidad posibles, porque cree en la construcción de ciudadanía y de país, a través del arte y la reflexión