sábado, diciembre 08, 2012

Profundidades con Cabrujas


Gracias a Tespis, nada mejor que Profundo, la pieza emblemática de José Ignacio Cabrujas, para clausurar  la Muestra de 24 Coproducciones de Teatro 2012, organizada y realizada en 10 salas caraqueñas, del 10 al 25 de noviembre, por el Centro Nacional de Teatro (CNT). Otro original trabajo artístico del director Freddy Pereyra con la agrupación tachirense Salamandro Teatro, vitoreado por el público  en el coso de la esquina de Cipreses.
Cabrujas en Profundo demuestra, como lo hace a través de todas sus obras, su intención para armar un original diálogo sociológico-teatral con la comunidad, utilizando mitos y leyendas populares, bien sean rurales o urbanos, bordeando incluso por los caminos del sainete criollo, derivado de los entremeses castellanos. 
Este montaje, como todos los de la Muestra, hace parte del  proyecto “Teatro para todos los venezolanos 2012”. Es un modelo de ensayo creativo, abierto y artístico para acercar cada vez más el hecho escénico a las comunidades y fortalecer así un lenguaje de creación y expresión de valores colectivos e incrementar el intercambio de saberes y experiencias entre  teatreros y públicos de todas las regiones.
 El argumento se centra en las vicisitudes tragicómicas de una familia humilde en la búsqueda del tesoro enterrado por el sacerdote Olegario, de quien no se sabe cuántos años tiene, ni cuando murió, pero se trata de la anima de un santo que quiere recompensar a quien saque de lo profundo de la tierra el baúl donde guardó sus valiosas pertenencias y le construya una capilla  para perpetuar su memoria. Su fantasma se aparece en las proximidades de su cumpleaños, durante las cristianas festividades decembrinas. Algunos aseguran haberlo visto y a otros les ha hablado y hasta ha indicado el sitio exacto donde él enterró su dinero y sus crucifijos de oro. Todos quieren verlo, anhelan ser tocados por sus manos y escuchar su voz imposible y oxidada, pues tras esa presencia fantástica está la fortuna, la solución para los infortunios económicos cotidianos.
 Es un hibrido con esa mitología de entierros y guacas que llegó de España y procreó la conciencia colectiva americana alimentada por el sincretismo con las culturas indígenas y las agregadas por los pueblos esclavizados del África.
Cabrujas plantea una metáfora sobre un país entregado a la incansable búsqueda de las cosas fáciles y sin mucho trabajo. “Construcción de cosas ilusorias para alimentar las esperanzas”,  como indica Freddy Pereyra.
Profundo cuenta con las  precisas actuaciones de Freddy  Pereyra, Ileana Sánchez, Josefina Pérez, Nilka Vélez, Jorge Luís Dávila, Génesis Malaguera y Leidy M’Cormick. Apuntalados por los técnicos Luis Muñiz, John Toro y Blanca Albarracín.
Este montaje tachirense es lento, ceremonial y profundo para incitar a la reflexión de la audiencia, muy diferente a los montajes caraqueños  con ritmo más ágil y desacralizador. Pero la argumentación está bien llevada y actuada para entretener y enseñar.
¡Esfuerzos y angustias que Tespis agradece!


1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

me gusta como escribes