miércoles, septiembre 07, 2016

La psicopatía de Héctor Moreno Guzmán

Ya tiene 12 años en el Reino de España,
el venezolano Héctor Moreno Guzmán
Al comenzar el siglo XXI, Héctor Moreno Guzmán era un joven y promisorio actor venezolano. Se cansó de esperar esa llamada importante que nunca recibió y como no tenía perro ni otra de esas cosas que atan a los seres cual si fuesen cadenas de oro, emprendió un viaje de exploración a España. Desde allá nos cuenta lo que ha pasado con él y sus sueños.
¿Cuantos tiempo en España?, 
Hace doce años que llegué a España y específicamente en Barcelona. Vivo, trabajo y amo y me aman en este maravilloso país.
¿Qué pasó con su matrimonio, el cual fue profusamente reseñado en Facebook?, 
Jajaja… ¿Cómo que qué pasó? Pues bien…ahí vamos… La vida sigue igual. Estar casado no es nada diferente a vivir en pareja, salvo por el papel firmado todo sigue igual. Maravillosamente, la verdad. Mi vida es perfecta. Tengo los altibajos que todos tenemos y el amor intacto.
¿Cómo sobrevive?  
Supongo que te refieres a la parte económica, trabajo en una financiera francesa desde hace ocho años, eso me ayuda a pagar la hipoteca y a tener una estabilidad importante. Es un trabajo duro y que no tiene nada que ver conmigo pero las circunstancias me han obligado y le he tomado cariño además de necesitarlo para pagar las cuentas. Jajajajaja
¿Venezuela quedó atrás?,
Nunca, Venezuela siempre está aquí conmigo. Es imposible desprenderse del todo, al menos para mí. Allí están mis más grandes afectos, está mi familia y mis amigos. Ojalá algún día pueda volver a trabajar allí, de momento lamentablemente no está en los planes, pero lo añoro.
¿Qué ha pasado con el teatro?
Aquí sigo, en una plataforma mucho más discreta que lo que solía hacer en Caracas, pero que me llena. Eso también me ayuda a sobrevivir, pero de forma más espiritual, llena esa necesidad creativa que mi trabajo financiero no me da. Trabajando en una financiera francesa y dirijo un grupo de actores, mayormente venezolanos, donde, desde la asociación cultural Jan Circus, hemos llevado comedías venezolanas a escena. En esta ocasión cambiamos de escenario y nos metemos en la programación de Casa Gracia para llevar nuestra obra a otros públicos. Dirijo a un grupo maravilloso de actores que se embarcan en cada una de mis locuras. Por ejemplo, con Aitor Gaviria tenemos planes de remontar Eflam de Javier Vidal, es un trabajo impecable y la actuación de Gaviria magistral. Ahora en plena temporada con Psicopatía jauja de Julie de Grandy y ya me han llamado para remontar Mujeres de Par en Par y Mujeres de cascos ligeros, ambas de Indira Páez. Como ves, activo 100%.
¿Se puede vivir del teatro?
Yo al menos no puedo. Ojalá.
¿Ya se hizo español?
Sí, hace algunos años que soy hispano venezolano.
¿Cómo fueron los ensayos de Psicopatía jauja?
Bien bueno. Como somos guerreros nos adaptábamos a todo, ensayábamos en una oficina después de todos salir de nuestros trabajos, terminamos muertos, pero logramos que todo fluyera. El espíritu ha sido el de pasarlo bien, con rigor y disciplina pero con el objetivo de divertirnos y nos ha dado un gran resultado.
¿Qué perspectivas hay con ese montaje?
De momento seguir en temporada en Microdegustación Teatral y tenemos un par de salas en Barcelona interesadas en presentarla. Todo va bien. No tenemos grandes ambiciones más que el deseo de pasarlo bien y estar en constante ejercicio y eso, esa tranquilidad sin ego nos está dando muchos frutos. Estamos tan en paz con lo que hacemos que, sin pretender, ya cosechamos grandes cosas.
¿Qué elenco tiene?
El elenco es Isabela Méndez, quien interpreta a la psiquiatra, Elizabeth Urbina y Daniela Alvarado quienes alternan en el personaje de la paciente. Las funciones comenzaron el domingo 4 de septiembre, en la nueva temporada de Microdegustación Teatral que se hace aquí en Barcelona, en paseo de Gracia. Todos los martes y domingos de septiembre.Mi vida sigue igual

1 comentario:

Diumenges Al Carrer dijo...

Gracias, Edgar... Muchas gracias... Un abrazo